JORGE SERRANO LIMÓN, PERSEGUIDO POLÍTICO

MƒXICO, D.F., 18AGOSTO2010.- Jorge Serrano Lim—n, director de Provida ofreci— una conferencia de prensa para criticar la forma de actuar de los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Naci—n, quienes avalaron las bodas entre parajas homosexuales y la adopci—n de ni–os. FOTO: GABINO ACEVEDO/CUARTOSCURO.COM

El Frente Nacionalista de México no es una organización confesional ni pretende serlo, pues tenemos en nuestras filas a personas de diferentes credos religiosos y partidistas.

Aún a pesar de nuestras diferencias, coincidimos en el firme deseo de transformar la sociedad mexicana y derrocar pacíficamente a la república actual, símbolo de la decadencia y la podredumbre política, social y económica, que todos tenemos que sufrir.

Por eso, queremos solidarizarnos con Jorge Serrano Limón, quien hasta hace unos años fue uno de los principales dirigentes del Movimiento Pro Vida, red de organizaciones cristianas que, hace unos años, centró su activismo en el rechazo al aborto y al matrimonio entre personas del mismo sexo, y a quien han ingresado en el Reclusorio Oriente por un supuesto desvío de recursos públicos.

Desde la captura de Jorge Serrano Limón, es evidente cómo la cobertura mediática del asunto se ha caracterizado por un profundo sentimiento anti-religioso. Además, se percibe un claro afán de desacreditar y denigrar al acusado por motivos ideológicos y por haberse opuesto de forma activa a las reformas jurídicas emprendidas por los partidos del sistema, de izquierda y derecha, que a todas luces contravienen y agreden el orden natural.

Jorge Serrano Limón, es además un personaje público de tendencias conservadoras y sin relación alguna con el movimiento nacionalista, al cual ha condenado públicamente en varias ocasiones.

Sin embargo, es un personaje incómodo para el lobby de los homosexuales, para los políticos izquierdistas capitalinos y para las organizaciones transnacionales promotoras del aborto, que pretenden reducir la natalidad entre los mexicanos mediante reformas al sistema de salud y a la educación, con una evidente intención de evitar que nuestra comunidad se convierta en el grupo étnico preponderante en Estados Unidos, por ejemplo.

Lo que ahora le sucede a Jorge Serrano Limón es una llamada de atención para todos los que nos atrevemos a cuestionar la legitimidad del sistema actual, que es la antesala de una república universal al servicio de los enemigos de la especie humana y de la pluralidad étnica y cultural en el mundo moderno.

A diferencia de los tiempos de Calles y Stalin, en los cuales simplemente se asesinaba en masa a los opositores políticos y filosóficos, la versión actual del sistema totalitario pretende aniquilar voces disidentes mediante la cárcel o exprimiéndolas económicamente (con multas, investigaciones financieras, etc.), lo cual constituye un medio mucho mas efectivo que el anterior, ya al atiborrar de problemas financieros y legales a los líderes disidentes y desacreditarlos de manera pública, se les impide la posibilidad de destinar tiempo y recursos (que ya no tienen) al activismo social y político.

Por ese motivo, el Frente Nacionalista de México exige un juicio justo para Jorge Serrano Limón y una cobertura seria e imparcial del caso por parte de los diferentes medios de comunicación.

Autor: Juan Carlos López Lee