ESCUADRÓN 201: ¿UN MOTIVO DE ORGULLO?

Al celebrarse un aniversario mas de su creación, el programa “Los Reporteros” de Televisa presentó un breve documental acerca del Escuadrón 201.

Buscando los nacionalistas el bien de la patria, NO NOS ENORGULLECE que un grupo de pilotos nacidos en México, haya peleado al servicio de los Estados Unidos de América, en una guerra completamente ajena a los intereses de México, defendiendo intereses extranjeros en Filipinas, país que había sufrido la brutalidad del colonialismo estadounidense.

A diferencia de las llamadas “potencias del Eje”, Estados Unidos se ha distinguido por sus constantes agravios contra los intereses nacionales, destacando:

1. Las conspiraciones de Joel Poinsett para separar Centroamérica de México al momento de nuestra independencia.
2. El apoyo a la rebelión extranjera en la Tejas mexicana de 1836.
3. La imposición, mediante la fuerza bruta del Tratado de Guadalupe Hidalgo de 1848, que implicó el robo de mas de la mitad de territorio nacional.
4. Las matanzas de mexicanos en Nuevo México y la Alta California durante y después de la invasión.
5. La campaña de anexionismo que desembocó en la “compra” de La Mesilla en 1853.
6. El apoyo a Juárez y su gobierno liberal, que pretendió ceder el Istmo de Tehuantepec y cuatro corredores al Ejército de Estados Unidos.
7. El bloqueo naval de Veracruz para derrocar a Victoriano Huerta en 1914.
8. La “expedición punitiva” de Pershing para capturar a Villa en tiempos de la revolución.
9. El hundimiento de dos buques mexicanos como operación de bandera falsa para obligar al traidor gobierno de Ávila Camacho a entrar en la Segunda Guerra Mundial.

¿No fue el traidor gobierno de Manuel Ávila Camacho el que encerró extranjeros en prisiones como la de Perote (Veracruz) para complacer a los altos mandos militares de Estados Unidos?

¿No fue el gobierno estadounidense el que solicitó instalar una base militar en la península de Baja California para prevenir un “posible” ataque japonés?

¿Con qué cara denuncian los intelectuales mexicanos la existencia de campos de concentración en la Europa nacionalsocialista?

Existe una campaña internacional para callar voces disidentes que cuestionan la veracidad de la versión oficial impuesta por los vencedores de la Segunda Guerra Mundial. Tal es el caso de la historiadora alemana, Ursula Haverbeck, que a pesar de su avanzada edad, se encuentra presa en Alemania. Tristemente, políticos fantoches como Ricardo Monreal, han propuesto leyes que penalicen la negación del holocausto en nuestro país, lo cual es inaceptable para todos aquellos que apelamos a la libertad de expresión.

Sin lugar a dudas, no puede enorgullecernos en modo alguno que un gobierno mexicano haya contribuido con el esfuerzo bélico de los perpetradores del genocidio de Hiroshima y Nagazaki, legitimando actos de genocidio contra otros pueblos.

La cruzada liberal de la Segunda Guerra Mundial, lejos de traer paz y tolerancia, ha desembocado en la opresión de las naciones pobres del mundo, y ha sido el sustento histórico para avalar intervenciones “preventivas” de Estados Unidos en países como Panamá, Afganistán, Iraq, Siria, Libia y Somalia.

Al gobierno de Estados Unidos también le debemos que nuestro país se haya convertido en un cementerio desde que Felipe Calderón entró al poder y obedeció todas las directrices militaristas de la Casa Blanca.

Afortunadamente, cada vez son mas las mentes críticas que buscan liberar al pueblo del Anáhuac de la ignorancia y sometimiento.

Luchemos contra la ignorancia y la censura.

Autor: Juan Carlos López Lee